Elle, la lactancia y la estupidez

Parece el juego de las diferencias.

Las portadas de Elle de la polémica.

Imagen extraída de elpais.com

Pero en realidad es una muestra más del absurdo que en ciertos sectores rodea a la lactancia materna, una suerte de estúpido puritanismo.
Esta vez la polémica (y el ridículo) viene de la mano de la edición israelí de Elle. En la edición que llegó a los quioscos, la modelo de la portada Nicole Trunfio aparece sosteniendo a su hijo, pero  los suscriptores de la revista recibieron una imagen distinta, la modelo ataviada con una gabardina que deja parte de su seno izquierdo al descubierto que es tapado en parte por la cabeza del bebé.  La indignación prendió en las redes sociales, con comentarios para todos los gustos, desde a los que le parecía mal que se publicase la imagen supongo que por pudor, hasta los que opinaban con un criterio muy sensato que la omisión de la imagen perpetúa actitudes negativas hacia la lactancia materna en público.

La versión de la revista, la da Justine Cullen, editor jefe de Elle Australia, “se trataba de un bonus para los suscriptores.” Con esta aclaración poco queda que añadir, solo decir que curiosamente se trata de una revista para público femenino.