Kiddle un buscador kid-friendly controvertido

Kiddle un buscador kid-friendly

 

Kiddle quiere que estemos más tranquilos cuando nuestros hijos navegan por la red. Ya existen formas de filtrar los contenidos gracias a los ajustes y aplicaciones de control parental pero Kiddle,que está impulsado por Google Safe Search, da una vuelta de tuerca más, nos propone un motor de búsqueda ‘kid-friendly’ que bloquea una serie de resultados de búsqueda que se consideran inapropiados, incluidas algunas palabras malsonantes, términos explícitos y nombres de famosas como Pamela Anderson o  Jennifer López. que pueden conducir a imágenes para adultos.

 

Kiddle un buscador kid-friendly

 

Su funcionamiento está generando controversia, como era previsible. Cuando hay que poner límites, cuando hay que censurar contenidos, siempre hay diferentes opiniones sobre hasta donde llegar, sobre quién debe determinar lo que traspasa el tamiz y lo que no… También ha suscitado polémica porque no permite buscar términos como “homosexual”, “lesbiana” o “transgénero” lo que ha sido denunciado por la organización británica LGTB Stonewall, Kiddle argumentó en su web: “Por favor, date cuenta de que mientras Kiddle no tiene nada en contra de la comunidad LGBT, es difícil garantizar la seguridad de todos los resultados de la búsqueda de este tipo de consultas”. En declaraciones a la BBC afirmó “que habían bloqueado el término “educación sexual” debido a las ilustraciones que aparecen en muchos sitios de alojamiento de este tipo de material.” Sería interesante ver a que tipo de ilustraciones se refieren

En definitiva este es un claro ejemplo, a nuestro parecer, de como lo que puede ser una buena iniciativa se puede convertir en un instrumento perjudicial. El puritanismo unido a la falta de criterios técnicos elaborados por expertos en las materias implicadas, sumado a la falta de los instrumentos adecuados para afinar con mayor precisión los filtros, puede convertir una iniciativa a priori prometedora en algo que puede coartar la libertad y evitar que información muy necesaria, la educación sexual, por ejemplo, llegue a sus destinatarios. Quizás vayan subsanado estos defectos, que solo sean fruto de que Kiddle acabe de nacer, pero viendo sus respuestas a estas demandas no pinta bien.