Kiddle un buscador kid-friendly controvertido

Kiddle un buscador kid-friendly

 

Kiddle quiere que estemos más tranquilos cuando nuestros hijos navegan por la red. Ya existen formas de filtrar los contenidos gracias a los ajustes y aplicaciones de control parental pero Kiddle,que está impulsado por Google Safe Search, da una vuelta de tuerca más, nos propone un motor de búsqueda ‘kid-friendly’ que bloquea una serie de resultados de búsqueda que se consideran inapropiados, incluidas algunas palabras malsonantes, términos explícitos y nombres de famosas como Pamela Anderson o  Jennifer López. que pueden conducir a imágenes para adultos.

 

Kiddle un buscador kid-friendly

 

Su funcionamiento está generando controversia, como era previsible. Cuando hay que poner límites, cuando hay que censurar contenidos, siempre hay diferentes opiniones sobre hasta donde llegar, sobre quién debe determinar lo que traspasa el tamiz y lo que no… También ha suscitado polémica porque no permite buscar términos como “homosexual”, “lesbiana” o “transgénero” lo que ha sido denunciado por la organización británica LGTB Stonewall, Kiddle argumentó en su web: “Por favor, date cuenta de que mientras Kiddle no tiene nada en contra de la comunidad LGBT, es difícil garantizar la seguridad de todos los resultados de la búsqueda de este tipo de consultas”. En declaraciones a la BBC afirmó “que habían bloqueado el término “educación sexual” debido a las ilustraciones que aparecen en muchos sitios de alojamiento de este tipo de material.” Sería interesante ver a que tipo de ilustraciones se refieren

En definitiva este es un claro ejemplo, a nuestro parecer, de como lo que puede ser una buena iniciativa se puede convertir en un instrumento perjudicial. El puritanismo unido a la falta de criterios técnicos elaborados por expertos en las materias implicadas, sumado a la falta de los instrumentos adecuados para afinar con mayor precisión los filtros, puede convertir una iniciativa a priori prometedora en algo que puede coartar la libertad y evitar que información muy necesaria, la educación sexual, por ejemplo, llegue a sus destinatarios. Quizás vayan subsanado estos defectos, que solo sean fruto de que Kiddle acabe de nacer, pero viendo sus respuestas a estas demandas no pinta bien.

 

#padresigualitarios

 

En unos días estaremos celebrando el Día del Padre, una buena excusa para reivindicar el papel padre, con una concepción ajena a los habituales estereotipos manidos de género. La acción El día de los #padresigualitarios que está organizada por Papás Blogueros, AHIGE, Homes Igualitaris y Homes Valencians per la Igualtat pretende “promover y reivindicar que los padres también podemos ejercer cuidados de otras personas.” En definitiva, dignificar la figura del padre equiparándola a la materna. Algo que debería ser obvio, pero que por desgracia no lo es.

Los #padresigualitarios  también pueden ejercer cuidados de otras personas.

¿Qué es #padresigualitarios?

Un año más los hombres por la igualdad queremos visibilizar las nuevas paternidades y las masculinidades cuidadoras. Se trata de un cambio incipiente pero imparable de los hombres a favor de la igualdad. Por eso el 19 de marzo celebramos el Día del Padre Igualitario para promover y reivindicar que nosotros también podemos ejercer cuidados de otras personas. 

Por ello, si te sientes identificado con esta propuesta, es muy muy fácil colaborar, sólo con un gesto muy sencillo: hazte una foto o un vídeo con un cartel con algunos de estos lemas:

  • Por una paternidad igualitaria
  • Por una paternidad responsable
  • Por unas masculinidades cuidadoras
  • Soy Papá y cuido a mis hijos
  • <el lema que prefieras>

 ¿Cómo puedo participar en esta campaña para  padres igualitarios?

Cuando tengas tu foto o tu vídeo

  • Puedes subir tú mismo tu foto  o tu vídeo en este evento de Facebook y allí podrás ver diariamente las nuevas fotos o vídeos.

 ¿Cuándo participo?

El plazo ya ha empezado, tienes hasta el 22 de febrero hasta el 20 de de marzo. Así que ya estás tardando, no te lo pienses más.

 ¿Dónde?

Si escribes alguna web puedes usarla.Si participas en colectivos sociales o en grupos de crianza, en  colegios, con tus compañeros, con tus amigos…Si te manejas en las redes, utilízalas (recuerda usar la etiqueta #padresigualitarios)Puedes sumarte al evento de Facebook invitando a tus amistades también. Si no te manejas usando las redes sociales o la web… no te preocupes… remite tu foto o tu vídeo a tu participación a padresigualitarios@gmail.com y ellos la publicaran por ti.

 

Desde Requetechulo, ponemos nuestro pequeño granito de arena, difundiendo esta campaña que nos parece muy acertada para luchar contra los estereotipos que tanto daño nos hacen, tanto a nosotras/os como a nuestras hijas e hijos que crecen en muchas ocasiones entre comportamientos y actitudes que deberían estar ya superadas.

Nadie se ha muerto de aburrimiento

“Afortunado es el hombre que tiene tiempo para esperar.” Calderón de la Barca.

El aburrimiento puede ser positivo, bien gestionado permite incentivar la capacidad creativa  para alcanzar un desarrollo más completo.

 

El otro día escuche la expresión ‘nadie se ha muerto de aburrimiento’, parece evidente, todos nos hemos aburrido muchas veces y aquí estamos, vivitos y coleando, pero si lo piensas un poco es cierto que lo llevamos muy mal. Estamos acostumbrados a hacer mil cosas, trabajo, desplazamientos, labores del hogar… Quedan pocos huecos para el tiempo libre, parece que nos incomode estar quietos. Una imagen muy típica de cualquier ciudad se da en el transporte público, los viajeros están muy cerca unos de otros pero sin interaccionar, cada uno con su móvil, hay que mantener la mente ocupada y además evitamos cruzar la mirada con quien tenemos enfrente, siempre podemos mirar el facebook (en realidad somos muy sociables), jugar al Candy Crush o buscar aquellos zapatos que nos queríamos comprar, así matamos el tiempo, frase lapidaria donde las haya. Lo que está claro que somos gente ocupada, gente interesante, que no sé diga que perdemos el tiempo. Si no estamos haciendo algo con fines prácticos ya estamos malgastando el tiempo, ese bien tan preciado del que siempre nos quejamos por su supuesta escasez, el muy usado últimamente ‘no me llega la vida’. Resulta que los días siempre han tenido veinticuatro horas y que se sepa nunca la gente ha estado tan agobiada, igual el problema es que no paramos (cierto es que hay quien se lo toma con más calma, hay quien trata de no caer en esta trampa), sumado a que en muchos casos tenemos jornadas laborales leoninas, de esto si que nos podemos quejar con razón.

 

La Tiranía Tiempo. En muchas ocasiones somo esclavos del reloj.

La tiranía del tiempo / SONIA PULIDO. Extraído de El País

Esto, como todo lo que nos afecta se lo transferimos a los niños, que sin comerlo ni beberlo tienen el día repleto de actividad, todas ellas muy interesantes, se acostumbran tan bien que cuando se acaban sus actividades y apagan el televisor o la tablet sueltan el temido: ‘me aburro‘ y comienzan los malos rollos. Lo normal es que los padres presurosos busquen algo que entretenga a la criatura para salir airosos del paso.

En este interesante artículo publicado en El Mundo nos hablan de un “estudio de la Universidad de Educación y Aprendizaje Permanente de East Anglia (Reino Unido) que indica que el aburrimiento no es algo malo sino, por el contrario, incentiva la capacidad creativa de los más pequeños para alcanzar un desarrollo más completo.” y es que hay quien dice que el aburrimiento es la antesala de la creatividad, “los niños necesitan tiempo para no hacer nada” ,”las expectativas culturales de que los menores deban estar siempre activos podrían obstaculizar su imaginación“. En nuestro afán de que no tengan problemas de adaptación y se integren con soltura entorno, les llevamos a la guardería cuando aun no han cumplido el año y les organizamos tardes con varias actividades extraescolares, no les dejamos la oportunidad de entretenerse solos.

El aburrimiento forma parte de todos las edades, incluida la infancia lógicamente, es una sensación muy normal en los menores que incluso puede ser beneficiosa. Los niños a los que se les permite enfrentarse a estos momentos sin interferencias tienden a desarrollar sus propios mecanismos para sobrellevar el tedio, generan sus propias ideas e incluso pueden llegar a disfrutar de ellos, hay que perder el miedo a que el niño se aburra.

Hay que aprender a aburrirse para poder disfrutar de los momentos de tranquilidad, no es necesario rellenarlos de entretenimientos vacíos, se podría decir que el aburrimiento incentiva el ingenio. Ahora con las vacaciones escolares podemos observar estas situaciones y plantearnos si estamos actuando con cierta lógica.

 

Todos los entrecomillados extraídos de este interesante artículo.

#ApoyoLaLecturaInfantil

Una divertida iniciativa para fomentar la lectura infantil #ApoyoLaLecturaInfantil

 

Nunca hemos sido un país que destaque en las estadísticas por su voracidad lectora, pero en estos últimos años la cosa va a peor y es que nuestra querencia a quedarnos embobados ante una pantalla nos quita mucho tiempo para otros placeres. Da igual sea grande o pequeña, las tenemos de todos los tamaños y condiciones, unas nos acompañan a cualquier parte, otras gobiernan nuestro salón y nos miran desde un lugar preferente. Lo peor es que esto afecta con más intensidad a los hábitos de lectura de los niños, a los que resulta complicado apartarles del goloso espectáculo audiovisual que como un vistoso envoltorio muchas veces oculta pobres contenidos.

Mumablue, preocupados por nuestros pequeños, ha lanzado la divertida campaña que nos invita a que nos pongamos un libro en la cabeza y lo difundamos con el hashtag #ApoyoLaLecturaInfantil. Nuestro sufrido “becario” ya se ha puesto manos a la obra con la ayuda del mago Merlín.

 

#ApoyoLaLecturaInfantil

 

Nosotros también os animamos a todas y todos a participar, como poco os echareis unas risas haciéndoos la foto y participaréis en un diálogo muy necesario sobre de la importancia de la lectura infantil, la importancia de la lectura sin apellidos.

La importancia de la lectura

 

Los beneficios de la lectura, son innumerables, por ello, tiene gran importancia que leamos cuentos a los niños desde sus primeros meses de vida.

Algunos de los beneficios de leer a los peques son:

  • Si comenzamos a leerles desde muy chiquititos, fomentaremos en ellos el habito de la lectura, algo muy importante para que cuando vayan creciendo sigan teniendo interés en los libros.
  • Estimularemos entre otras cosas, su imaginación, la memoria, y su capacidad de expresión.
  • Es una ayuda estupenda para que se desarrolle su vocabulario y mejore su comprensión.
  • Les ayuda a empezar a asimilar el concepto espacio-tiempo.
  • Les transmitiremos valores como la constancia, la amistad, la lealtad…
  • Ayuda al niño a ponerse en el lugar de otro, y así en muchos casos, superar miedos.
  • Fomentaremos la empatía.
  • Aprenderán a identificar emociones.
  • Y por último, y más importante, pasaremos un rato muy especial con nuestro pequeño,y si este momento es antes de irse a dormir,  creo que no hay mejor manera de que termine el día de nuestro hijo. Pasar un rato juntos compartiendo un cuento, hará que se duerman con una sonrisa, y felices de haber compartido un rato tan divertido con nosotros.

Los beneficios de la lectura, son innumerables

Cuando vayamos a leer con nuestros niños, es bueno que elijamos un lugar cómodo tanto para ellos como para nosotros.  Tenemos que despertar su interés, por lo que será muy importante la entonación que utilicemos, será estupendo que cambiemos la voz con cada personaje, y la utilización de onomatopeyas. Es muy importante que estemos pendientes de sus reacciones según avanza la historia, y si es necesario, que hagamos pausas para explicar dudas que les puedan ir surgiendo o cerciorarnos de que está entendiendo. Si el peque nos pide que repitamos alguna parte del cuento, debemos hacerlo con el mismo entusiasmo que la primera vez.

Y el último consejo, y no por ello menos importante, es que debemos enseñar a los niños a cuidar el material, lavarse las manos antes de cogernos, no pintarlos y en definitiva, evitar que puedan romperse.

El pequeño tirano

 

Todos hemos visto asustados alguna vez en televisión algún fragmento de Hermano Mayor donde nos muestran a modo de reality las conductas agresivas de unos adolescentes que dominan y amargan la existencia de sus sufridos padres, aunque la que principalmente suele sufrirlo es la madre, está claro que aún no hemos llegado a la igualdad de roles entre géneros. Estas actitudes no surgen de un día para otro si no que se van fraguando durante el crecimiento de nuestros hijos.

Los niños aprenden temprano cómo llamar la atención de su entorno y controlarlo, mediante comportamientos sencillos, empiezan con el llanto, el método más eficaz para satisfacer sus deseos y perforar nuestros tímpanos, también con cosas aparentemente inofensivas como el tener que sujetar la mano de sus padres desde la cuna para poder dormir, el querer estar siempre en brazos o con la comida, negándose a comer de casi todo. Juegan con el lógico temor de los padres que tratan de protegerles todo lo posible evitando la falta de horas de sueño, evitarles temores y tratando de que se alimentes aunque sea tan selectivamente.  Esto entra dentro de la normalidad del desarrollo infantil, el problema surge cuando se nos va de las manos y el niño se vuelve cada vez más intransigente, un pequeño tirano que nos manipula a su antojo. Se vuelven insensibles sin remordimientos ante sus tropelías, impulsivos y ansiosos, lo quieren todo y lo quieren ya. Es posible que lleguen a agredir a sus padres tanto verbal como físicamente, si no se coge el toro por los cuernos, los sufridos padres acaban siendo algo así como sus sirvientes.

Hay que empezar cuanto antes mejor, educando en valores como la empatía y la tolerancia a la frustración, tratando que tengan facilidad para socializarse, evitar sobreprotegerlos. Es muy importante saber poner límites, de una forma asertiva y flexible pero dejando bien claro quien los fija. Nunca está demás consultar publicaciones especializadas o acudir a un psicólogo infantil si se considera necesario.

Es muy esclarecedora la lectura de Pequeños Tiranos de Alicia Banderas

AAA

El paso de disfrutar de nuestros hijos a sufrir a un pequeño tirano con el síndrome del pequeño emperador como también se le conoce, pues esta actitud ha proliferado en china con la política de hijo único, es muy difuso por lo que hay que estar alerte ante la aparición de conductas sospechosas sin caer en el dramatismo.

El Cesto de los tesoros

IMG_4632

Cuando un bebé coge un juguete nuevo, lo toca, se lo lleva a la boca y lo manipula, lo más probable es que se entretenga un rato pero pronto desaparece el interés, sus padres observan incredulos como su curiosidad natural le lleva a fijarse en la caja, con sus envoltorios, variedad texturas y materiales que se pueden romper y deformar produciendo diferentes sonidos y sensaciones. Pese a que la situación tiende repetirse no solemos captar el mensaje y seguimos comprándole insulsos juguetes de plásticos con colores llamativos. Al bebé le interesan los nuevos descubrimientos que puede hacer con lo que tiene entre manos, para él todo es nuevo y quiere experimentar a través de los sentidos: nuevos sabores, sonidos, texturas… Materiales cotidianos como la madera, la lana, el cartón y el metal. Conociendo esta curiosidad innata la pedagoga inglesa Elinor Goldschmied ideó El Cesto de los Tesoros como una propuesta de juego y aprendizaje dirigida a edades comprendidas entre los seis meses y el año, etapa en la que el nivel de desarrollo neuro-muscular permite que el niño mantenga una posición sentada y en la que ya puede agarrar fácilmente objetos pequeños y aún no gatea. Para Goldschmied consiste en “Ofrecer a los niños/as, durante un periodo determinado y en un entorno sumamente controlado y seguro, una gran cantidad de objetos y de recipientes de diversos tipos para que jueguen libremente con ellos sin que intervenga el adulto; el cual sólo se dedicará a observar”. Se ofrece a los participantes una actividad de exploración y juego, una manera de aprovechar la actividad espontánea para desarrollar su autonomía, capacidad de elección y de concentración entre otras cualidades.

El cesto de los tesoros.

Los objetos que incluye posibilitan el desarrollo de los cinco sentidos y del movimiento cinestésico (el pequeño ve u oye, pero hasta que no se mueve para coger una cosa no la conoce bien) son atractivos fomentando su capacidad de elegir entre las muchas y diversas posibilidades. El desarrollo de esta cualidad resulta muy importante para afrontar el aluvión de estímulos que va a recibir en la sociedad actual, donde hay que decidir constantemente qué rechazas y con qué te quedas. Se trata de una actividad muy interesante para realizarse en grupo pues fomenta la interrelación entre los bebés. La comunicación se produce de cuatro maneras según Elinor Goldschmied: con el intercambio de miradas y la observación prolongada; con la atención expectante respecto a lo que el otro niño está haciendo; mediante sonidos preverbales y con el intercambio de objetos, el forcejeo para poseerlos y los contactos mutuos. Cuando se desarrolla la actividad debe haber una persona adulta presente, pero en un segundo plano, con una actitud meramente observadora. Esta presencia frena la inquietud del pequeño al acercarse a cosas desconocidas a la vez que manifiesta su respeto hacia la autonomía del pequeño. Así de una manera sencilla, esta actividad satisface las curiosidades de los bebés, reforzando su autonomía y acercandoles a materiales que le serán familiares a lo largo de su vida.