La importancia de la lectura

 

Los beneficios de la lectura, son innumerables, por ello, tiene gran importancia que leamos cuentos a los niños desde sus primeros meses de vida.

Algunos de los beneficios de leer a los peques son:

  • Si comenzamos a leerles desde muy chiquititos, fomentaremos en ellos el habito de la lectura, algo muy importante para que cuando vayan creciendo sigan teniendo interés en los libros.
  • Estimularemos entre otras cosas, su imaginación, la memoria, y su capacidad de expresión.
  • Es una ayuda estupenda para que se desarrolle su vocabulario y mejore su comprensión.
  • Les ayuda a empezar a asimilar el concepto espacio-tiempo.
  • Les transmitiremos valores como la constancia, la amistad, la lealtad…
  • Ayuda al niño a ponerse en el lugar de otro, y así en muchos casos, superar miedos.
  • Fomentaremos la empatía.
  • Aprenderán a identificar emociones.
  • Y por último, y más importante, pasaremos un rato muy especial con nuestro pequeño,y si este momento es antes de irse a dormir,  creo que no hay mejor manera de que termine el día de nuestro hijo. Pasar un rato juntos compartiendo un cuento, hará que se duerman con una sonrisa, y felices de haber compartido un rato tan divertido con nosotros.

Los beneficios de la lectura, son innumerables

Cuando vayamos a leer con nuestros niños, es bueno que elijamos un lugar cómodo tanto para ellos como para nosotros.  Tenemos que despertar su interés, por lo que será muy importante la entonación que utilicemos, será estupendo que cambiemos la voz con cada personaje, y la utilización de onomatopeyas. Es muy importante que estemos pendientes de sus reacciones según avanza la historia, y si es necesario, que hagamos pausas para explicar dudas que les puedan ir surgiendo o cerciorarnos de que está entendiendo. Si el peque nos pide que repitamos alguna parte del cuento, debemos hacerlo con el mismo entusiasmo que la primera vez.

Y el último consejo, y no por ello menos importante, es que debemos enseñar a los niños a cuidar el material, lavarse las manos antes de cogernos, no pintarlos y en definitiva, evitar que puedan romperse.

Deja un comentario