Cápsula del Tiempo

 

En 1977 desde Cabo Cañaveral despegaron las sondas Voyager, en su alucinante viaje han visitado ya planetas lejanos como Jupiter y Saturno. Entre su equipamiento portan un Disco de oro con una selección de hora y media de música de varias partes y culturas del mundo, saludos en 55 idiomas humanos, un saludo del entonces Secretario General de la ONU y el ensayo Sonidos de la Tierra, que es una mezcla de sonidos característicos del planeta.
Tal vez sea la cápsula del tiempo más conocida, ambiciosa y literaria. Ha inspirado muchos relatos y bonitas canciones como Habitantes De Alfa-centauro Encuentran La Sonda Voyager de Ismael Serrano. La Cripta de la Civilización de 1936 está considerada el primer intento moderno de crear una cápsula del tiempo, su apertura se programó para el año 8113.

 

 

En Requetechulo nos encanta esta romántica idea de atesorar los recuerdos y lanzarlos con ilusión al futuro, nos parece un propósito con un potencial enorme, especialmente para la infancia. Hemos descubierto estas maravillosas Capsulas del Tiempo para regalar a nuestras niñas y niños una experiencia única, les transportarán  a los instantes más especiales de su pasado, a todos esos momentos mágicos, soplos de felicidad, experiencias únicas que guardaran como el mejor de los tesoros. Un singular viaje en el tiempo por nuestra experiencia vital.

Disponemos de dos modelos, la Cápsula del Tiempo My Baby ideal para atesorar todos los momentos mágicos del nacimiento y la Cápsula del Tiempo Kids para recordar los acontecimientos más importantes de nuestros pequeños: su primer cumple, el primer día de cole… Pinchando en los enlaces obtendrás toda la información de los productos.

 

La Cápsula del Tiempo My Baby es un regalo muy especial que permite atesorar momentos únicos del presente de nuestros hijos para disfrutarlos en el futuro.

Cápsula del Tiempo My Baby

Los recuerdos son uno de los bienes mas preciados que podamos tener, pero con nuestro ritmo de vida se convierten en un tesoro muy frágil pues poco a poco vamos olvidando, con esta maravillosa idea podemos ayudar a nuestros pequeños diablillos a disfrutarlos siempre.